La alimentación puede calmar los síntomas de numerosas patologías hasta en algunos casos revertirlo, además con el apoyo de algunas plantas según la patología puede ser de gran ayuda.

  • Problemas del aparato digestivo: Enfermedad de Crohn, Colon Irritable, Helicobacter pylori, Divertículos, Hernias, estreñimiento, Colitis Ulcerosa, Disfagía, Reflujo Gastroesofágico…
  • Respiratorias. EPOC, Asma.
  • Alergias e intolerancias: Fructosa, Celiaquía, lactosa…
  • Enfermedades metabólicas Diabetes tipo I y tipo II, Colesterol, Ácido Úrico o Gota.
  • Patologías hepáticas: Hepatitis, Hígado graso.
  • Trastornos endocrinos: ovario poliquístico, diabetes gestacional, Hipo/hipertiroidismo

Nutrición para patologías